21/07/2020

Futuro del consumo: el 62,7% debería hacer compras de supermercado en línea y fuera de línea

Social Miner ha realizado estudios periódicos para analizar el comportamiento de los consumidores en medio de la pandemia. La encuesta «El futuro del consumo en un escenario posterior a la crisis de 19», realizada en asociación con Opinion Box, señala que el 62,7% de los entrevistados harán compras en el mercado/feria tanto en línea como en tiendas físicas, y el 10,9% está decidido a consumir sólo en línea. Si incluso las visitas tradicionales al supermercado o a la feria han ganado otra cara, ¿puedes imaginar el comportamiento de consumo en su conjunto?

En realidad, no hay que imaginarlo, porque los datos muestran que, en relación con los cursos y estudios, por ejemplo, cuando el aislamiento termina el 45,4% tiene la intención de hacer exclusivamente en línea, y el 46,6% debe mezclar sus estudios tanto en línea como fuera de línea. En cuanto a la compra de electrodomésticos, el 32,7% elige hacerlo por Internet, el mismo modelo que el 32,6% debería seguir para la compra de electrónica y ordenadores. En cuanto a las comidas preparadas, el 19,6% elegirá pedir por Internet en lugar de ir a un restaurante, y el 68,4% deberá pedir por Internet y fuera de Internet.

Se nota que comprar en línea se ha convertido en una opción para muchas personas. Lo que puede explicar esto es que para el 72,4% la experiencia del comercio electrónico fue positiva, sin mencionar el 22,1% que tuvo una experiencia intermedia – mitad negativa, mitad positiva – y el 5,4% cuya experiencia fue negativa. Compruébalo:

Entre las principales razones de este alto índice de aprobación están los buenos precios y ofertas, 53,6%, la practicidad, 38,7%, y los rápidos tiempos de entrega, 35,9%. En cuanto a las experiencias de compra negativas, el 38,8% declaró que el problema eran los malos plazos de entrega, y el 37,8% señaló que el valor del flete era demasiado alto, injusto o no compensaba la compra.

En cuanto a los recién llegados al comercio electrónico, el 7,5% de los consumidores hicieron compras en línea por primera vez en este período de cuarentena. Entre los clientes de clase C, D y E, esta tasa alcanza el 8,37%, lo que significa que hay un nuevo perfil público entrando en este universo. Entre las clases A y B, el porcentaje referido a la primera transacción en los comercios electrónicos fue sólo del 3,83%, tal vez porque están más acostumbrados a este tipo de transacciones. Tanto es así que este público AB fue el que más se aventuró a consumir en tiendas que aún no conocía, representando el 23,47% .

Considerando el público en general, tener la sensación de seguridad al comprar en sitios ya conocidos fue una prioridad para el 18,5% de los encuestados. Las marcas influyentes y conocidas de estas plataformas terminaron ganándose la preferencia de los clientes. Las empresas que se destacaban como tiendas físicas antes de la pandemia también tenían la confianza del público en el entorno virtual en este período de aislamiento social. El 22,4% de los consumidores eligieron comprar productos en los comercios electrónicos de estas tiendas que ya conocían.

Para encontrar estas tiendas en el entorno online, el 46,3% usó motores de búsqueda como Google y Bing, el 38,7% usó aplicaciones y el 31,3% se encontró a través de Instagram. Justo detrás están los anuncios, Facebook, y las referencias de los amigos. Obsérvese que, a pesar de que la representación sigue siendo baja, otros canales están cobrando cada vez más fuerza, lo que puede ser una tendencia para los pospandémicos.

 

 

Un detalle interesante que vale la pena mencionar aquí es que entre los compradores de entre 16 y 29 años, Instagram tenía una representación del 43,6% para encontrar tiendas en línea, perdiendo sólo por los motores de búsqueda. Entre las personas de 50 años o más, esta tasa fue sólo del 12,7%.

Entre los canales preferidos por el consumidor en el momento de finalizar una compra, los sitios se mantienen a la cabeza de la lista, con un 72,2%, seguidos de las aplicaciones de comercio electrónico, con un 61,9%. Pero lo más destacado aquí es la nueva tendencia: las compras de WhatsApp, alcanzando la marca del 40,7%.

Otra sorpresa revelada por la encuesta es que el temor al fraude en los pagos no está en la parte superior de la lista de razones por las que las personas no han cerrado sus compras en línea, aparece en tercer lugar, con el 19,4%. Lo que desalentó a los consumidores fue el precio del flete, 33,9%, y el retraso en la entrega, 19,7%.

Razones para renunciar en el momento de la compra analizada, ahora también vale la pena mirar por qué los clientes quieren seguir comprando en línea incluso después del fin del aislamiento, para crear estrategias de venta. Por ejemplo, el 65,4% quiere seguir comprando en comercios electrónicos si el precio es interesante, y el 59% si el precio del flete es más barato, gratis o considerado justo. Más abajo en la tabla también vemos la relevancia del servicio fácil y rápido, con el 39,1% de las respuestas, las ofertas personalizadas, con el 23,7%, y menos anuncios, el 14%.

* Reproducción de imágenes

 

 

Autor: Imprensa Mercado & Consumo FONTE: Imprensa Mercado & Consumo